lunes, 15 de diciembre de 2014

Qué esperar para 2015



A pesar del des-aceleramiento de la economía China y la disminución del crecimiento de Europa, lo que ha traído consigo  la baja en la demanda de energéticos -específicamente petróleo y con ello la sensible baja en su precio-, el panorama macroeconómico de México es mejor de lo que pudiésemos esperar, debido a que la economía de nuestro vecino del norte ha dado muestras de una incipiente recuperación económica, lo cual dará un importante impulso a las empresas mexicanas cuyos principales ingresos  se basan  en la venta  de productos y servicios terminados al mercado estadounidense, donde  la competencia con base a calidad, innovación y precio es fuerte. 
Como consumidores, lo anterior nos lleva a pensar que en México tendremos acceso a mejores y más productos  y servicios hechos en nuestro país; sin embargo, debemos ser cautos en el manejo de nuestras finanzas personales porque es posible que suban impuestos y tasas de interés (ojo con las tarjetas de crédito). 
Recordemos que la nómina de la burocracia se sufraga casi en su totalidad con los ingresos que  nuestro  país   obtiene por la venta  de petróleo, de tal manera que ante esta baja de ingresos, el gobierno puede optar por subir impuestos (¿todavía más?, preguntas con horror), emitir deuda o reactivar la economía para que a mayor venta de productos y servicios, tanto en el país como en el exterior, el ingresos por aranceles y/o IVA aumente el  dinero de sus arcas. 
En caso de que el gobierno opte por la reactivación de nuestra  economía  sin bajar impuestos (jaja, como si alguna vez ésto último se lo pudiera plantear)  seguramente aumentará los créditos para la construcción y la microempresa. 
Recordemos que históricamente en todas las crisis económicas de escala global surgen  oportunidades para aquellos que dirigen sus radares  a la detección de nuevas necesidades, tanto en su entorno como en el extranjero, y desarrollan  productos y servicios novedosos que  las satisfagan. 
Mi recomendación es:  “Mente fría y calculadora para administrar tus finanzas personales  y alta sensibilidad para  poder  ver  las necesidades de los demás.” 

martes, 9 de diciembre de 2014

Los mejor pagados en 2013

LAS PROFESIONES MEJOR PAGADAS EN MÉXICO. 
Mucho nos han hecho pensar a los mexicanos respecto al nivel de nuestras remuneraciones, luego de las pasadas declaraciones de Angélica Rivera, esposa del presidente Enrique Peña Nieto, quien aseguró que gracias a su trabajo de 25 años como actriz de la empresa televisa pudo adquirir una casa en las Lomas de Chapultepec con un valor de 84 millones de pesos. 
El sueño dorado de cualquier persona  es trabajar haciendo lo que más le gusta, mientras le pagan por ello. Debo  decirte,  en honor a la verdad, que aquella carrera que desempeñes con verdadera pasión  te llevará a ser, no el mejor en lo que realices, sino el único y si además eso le resuelve la vida a los demás tienes el éxito asegurado. 
A pesar de la reflexión anterior no está de más  que estés enterado de cuáles son en México las carreras más lucrativas y cuales las menos. Así que a continuación te informo de algunos de  los resultados del muy  interesante estudio hecho por El Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) sobre las carreras mejor remuneradas en México durante el cierre de 2013  
 
1.- Minería y extracción 
Sueldo: 24 mil 863 pesos 
2.- Finanzas, banca y seguros 
Sueldo: 19 mil 725 pesos 
3.- Salud pública 
Sueldo: 17 mil 013 pesos 
4.- Servicios de transporte 
Sueldo: 16 mil 888 pesos 
5.- Física 
Sueldo: 16 mil 379 pesos 
6.- Comunicación y periodismo 
Sueldo: 7 mil 818 pesos 
7.-  Formación docente para la enseñanza de asignaturas específicas 
Sueldo: 7 mil 818 pesos 
8.-  Formación docente a nivel preescolar 
Sueldo: 7 mil 218 pesos 
9.-  Trabajo y atención social 
Sueldo: 7 mil 008 pesos 
10.-  Bellas artes 
Sueldo: 6 mil 114 pesos 
 
Un hecho importante de ser tomado en cuenta es que carreras como Ingeniería en Minas y Metalurgia o Ingeniería Geomática sólo interesan a 30% de los jóvenes, aunque son de las que más oportunidades laborales y mejores salarios ofrecen y su tasa de desempleo es de las más bajas a nivel nacional. 
Si te interesas por la carrera de Medicina, el estudio indica que aunque no figuró entre las cinco mejor pagadas, sí está entre las primeras diez del conteo con un sueldo de 15 mil 614 pesos. 
Las carreras con mayor tasa de desempleo son Antropología y Sociología con 13.8%. 


lunes, 17 de noviembre de 2014

Tips para el regreso de un Buen Fin


Una vez más, en México tendremos del  14 al 17 de noviembre, la oportunidad de adquirir aquellas cosas que necesitamos y deseamos a precios accesibles gracias a ofertas y promociones que nos ofrecen los comercios afiliados.  
Ya decidido qué productos quieres adquirir en esta oportunidad, toma en cuenta. 
  1. Compara precios de un mismo artículo  en distintos establecimientos, para lo cual no tienes que desplazarte físicamente a cada comercio para checar precios, porqué estos pueden consultarse vía internet, en las páginas electrónicas de los principales comercios del país.  Profeco pone  disposición su reporte electrónico de chequeo de precios, llamado Quién es Quién en los Precios (profeco.gob.mx 
  1. Para evitar que adquieras problemas futuros, recuerda que las compras a meses sin intereses solo funcionan si no te retrasas con ningún pago, porque en ese momento el “sin intereses” ya no aplica. Si no estás seguro de poder hacer frente a estos pagos,  mejor decídete por lo comercios que te ofrezcan devolverte el IVA, darte un porcentaje de descuento monedero electrónico u otra  clase de abono. 
  1. Asegúrate de que lo que vas a adquirir sea un producto necesario, que facilite o mejore tu vida de manera sustancial y no sea solo un antojo o un capricho. 
  1. Elabora un presupuesto de lo que te gustaría comprar contra lo que en realidad puedes comprar.  
  1. Considerando que el Buen Fin durará cuatro días, debes darte a la tarea de checar precios y condiciones el primero y posiblemente el segundo día. Algunas promociones pueden ser engañosas. 
  1. Paga a meses sin intereses los artículos que sean de largo plazo y escoge el descuento para las compras de artículos de corto y mediano plazo.  
  1.  Verifica que los productos que vas a adquirir tengan garantía, porque muchas empresas aprovechan para sacar cosas descontinuadas y sin garantía o devolución.  
  1.  Checa las promociones que tendrá tu banco; algunos ya anunciaron mensualidades sin intereses a plazos de pago más largos de lo normal y también tasas preferenciales para las compras que realices en esas fechas. 
  1. Si deseas evitar las aglomeraciones puedes realizar compras por internet, ya que también a través de este medio se darán atractivos descuentos Ten especial cuidado en realizar tus compras en páginas conocidas y con certificados de seguridad, imprime y guarda tus comprobantes para el caso que tuvieras posteriormente que avalar la operación de compra. 
  1.  Si deseas aprovechar el buen fin para adquirir ropa o accesorios, que sean prendas básicas que puedas utilizar durante todo el año, en colores y/o fáciles de combinar y neutras.  

martes, 4 de noviembre de 2014

El crédito, a nuestro favor en época de oportunidades


Noviembre y diciembre tienen una importancia especial en la economía occidental, porque son meses en los que comenzamos a realizar las compras navideñas y aprovechamos los remates de inventarios de la  mayoría de los establecimientos comerciales, anunciados como el viernes negro en Estados Unidos o recientemente El Buen Fin, en México, que en este 2014 se llevará oficialmente a cabo del 14 al 17 de noviembre próximos, aunque cada tienda puede prolongar sus ofertas a de acuerdo a sus necesidades. 
Este mes, en México habrá ofertas realmente interesantes; sin embargo, hay artículos que de momento  aún con la oferta  resultan estar  fuera de nuestro alcance, porque no tenemos la liquidez adecuada (el dinero en efectivo).
Es precisamente en estas  ocasiones en las que sí debemos pensar en utilizar el crédito bancario o personal, ya que de otra manera ese producto o servicio permanecerá inaccesible para nosotros. 
Sin embargo, te recomiendo  seguir los siguientes pasos para evitar caer en sobreendeudamiento, porque  el mal uso de nuestro crédito, nos lleva a pagar intereses, comisiones e IVA imposibles de sufragar con nuestros ingresos: 
1. Analiza tus  “necesidades” y haz una lista de ellas en orden de importancia. Aquí es importante que diferencies  lo que son necesidades y lo que son “querencias”. Para hacerlo solo te diré que necesidad  es algo que requieres para poder ser más eficaz en tus actividades, como profesional, estudiante, padre, madre o colaborador  familiar o laboral y querencia es algo que al tenerlo puede darte una alegría intensa pero pasajera.
Es distinto necesitar un automóvil para transportarte a ti y a tus seres queridos con seguridad, comodidad y rapidez, que querer el último modelo de 
automóvil porque creemos que nos dará un mayor  aprecio entre quienes nos conocen, al conducirlo y cuando lo vemos relucir nos lleva a pensar que somos unos ganadores. 
Con lo anterior no te estoy diciendo que renuncies a lo que te gusta aunque no lo necesites, lo que te pido es que evalúes si tus finanzas te permiten solventar tus gustos o si por el momento debe bastarte con solventar tus necesidades. 
2. Procura seguir la recomendación que nos hacen los expertos  del Museo interactivo de Economía (MIDE), quienes nos informan que para poder considerar que nuestro nivel de deuda es sano, las cuotas mensuales de todos nuestros créditos deben ser menores a 30% de nuestro ingreso mensual. 
3. Cuidado con las compras que son a meses sin intereses. Estas solo se cumplen cuando no te atrasas con ningún pago, ya que en caso de suceder esto último, la promoción se invalida y a partir del momento en que retrasas tu pago comienzas a pagar intereses, sin importar el mes en que vayas. 
Aprovecha esta opción de compra cuando estés completamente seguro de poder pagar a tiempo las mensualidades. 

Como versa un dicho popular que dice “Debemos comprar lo que se debe, aunque se deba”, no debemos rechazar la opción de adquirir algo que realmente necesitamos para mejorar nuestra vida, solo porque en el momento no tengamos solvencia, si sabemos manejar nuestro crédito, este puede convertirse en nuestro mejor aliado. 

martes, 7 de octubre de 2014

Ahorra en octubre para gastar en El Buen Fin

Seguramente ya habrás escuchado que en noviembre llegará El Buen Fin y que para incentivar el gasto,  la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) sacará una lotería fiscal en la que, pagando con tarjeta de crédito tus compras, tu ticket
podría salir premiado hasta con 10 mil pesos que te serían reembolsados.
Abrás pensado: "¡guau de aquí soy!" con mucha emoción, imaginándote todos los maravillosos productos que podrás adquirir.
¡Espera..! Me urge recomendarte varias cosas por hacer, antes de que puedas cometer suicidio financiero.
Lo primero que debes recordar es lo que he venido platicándote a lo largo de todo este tiempo en que me haz privilegiado con tu lectura. ”No hay dinero más caro de aquel que es prestado”, así que si vas a tener que echar mano de tus tarjetas de crédito o débito para poder aprovechar El Buen Fin debemos realizar unos pasos previos para evitar endeudarnos de manera peligrosa.

1. Comencemos saneando nuestras tarjetas de crédito. Como dijimos en artículos anteriores comencemos por pagar mucho más que el mínimo antes de su fecha de corte, para disminuir realmente la deuda de capital y no dedicarnos a pagarle al banco sólo intereses. Las tarjetas que tienen prioridad de pago son aquellas que nos cobran los mayores intereses. Esto puedes verificarlo en tus estados de cuenta.

2. Es hora de renegociar la deuda. Asiste a tu sucursal para ver con tu ejecutivo de cuenta cómo puedes transferir tu deuda a otros instrumentos que cobren menores tasas de interés. Si para lograr esto requieres cambiar de banco, abandona los sentimentalismos típicos como “este ha sido el banco que siempre atendió a mi familia” y otros semejantes. Recuerda que para cobrarte fuertes intereses, comisiones, etcétera, ellos no se tocan el corazón y en el mercado financiero si desean que te quedes con ellos deberán empezar por verte como lo que eres: un cliente que merece respeto y productos atractivos.

3. Quienes logran aprovechar las mejores oportunidades son aquellos que cuentan con liquidez (dinero en efectivo) y para lograr esto el ciudadano común tiene solo dos alternativas:  ofrecer algún producto o servicio a cambio de una remuneración o disminuir gastos. Esto último puede convertirse en un sutil generador de liquidez, al liberar el efectivo que se tenía destinado a la adquisición de algo que no es de primera necesidad. En otras palabras nuestro “plan de disminución de gastos” puede centrarse en eliminar temporalmente aquellos caprichos que nos sabotean financieramente. 
Por ejemplo: la botellita de agua diaria que compras cámbiala por agua hervida, clorada o filtrada en casa; puedes llevarla en termo o botella para tomarla después. La bolsita de botana y/o paquetes de galletas, podrías prepararte en casa con menos calorías y sin conservadores; igual puede ser café o té.
Bájale al consumo de cigarros, las revistas de moda puedes verlas en internet.
Cambia el cine, las palomitas, el refresco, etcétera por un libro que hasta puedes leerlo en PDF  o pedirlo prestado en una biblioteca. Por cierto quienes acostumbran leer novelas comentan que los libros en los que se basan las películas son mejores que las producciones cinematográficas.
Sé que esto representa un sacrificio, pero lo que podrás adquirir con el fruto de esta estrategia vale la pena, después de todo será un premio que por justicia mereces.











miércoles, 10 de septiembre de 2014

Septiembre: mes de la patria y del patrimonio

En este maravilloso mes de septiembre es cuando los mexicanos recordamos con orgullo nuestras raíces, nuestros valores y quizá es cuando los mayores tenemos en mente lo que dejaremos tanto en cultura como en aspectos materiales cuando lleguemos a faltar. a nuestros descendientes y a aquellos a quienes valoramos.

Es por eso que durante septiembre, las notarías en México ofrecen descuentos de hasta 50% en este trámite. Durante todo el mes, el costo del trámite en el DF es de mil 500 pesos y en otras entidades puede ser hasta de 800 pesos.
Realmente debes pensar, tengas hijos o no, que el dejar en orden tus bienes evitará años de líos legales a tus familiares y hasta posiblemente el resquebrajamiento de las relaciones familiares. 
Cuando no hay testamento se dice que las propiedades están intestadas y  la repartición de bienes se hará principalmente entre los hijos y él o la cónyuge. En caso de no haberlos, los beneficiarios serán los padres y si no viven para entonces serán los hermanos.
Si no tienes tantos bienes como posibles herederos, no te preocupes, recuerda que a nivel legal se considera que como el patrimonio es variable -puedes vender o comprar bienes en cualquier momento- se contempla que además de que la persona quiera dejarle algún bien específico a alguien, esto es lo que se denomina un legado, la repartición de la masa hereditaria. También puede darse en asignación porcentual para los herederos.

En ambos casos se debe nombrar un albacea, que es la persona que dará seguimiento a la repartición de los bienes a los herederos. 
En caso de tener hijos menores de 18 años se deberá designar un tutor, que puede ser cualquier familiar y sus funciones principales serán las de representar en el ámbito legal a los menores, además de como vigilar su salud y su educación.
 Aquí es importante hacer notar que, bajo ninguna circunstancia, el tutor podrá disponer de los bienes heredados a los menores, a no ser que obtenga autorización de un juez de lo familiar. 
Recuerda, sin embargo, que respecto a tus jóvenes herederos de nada sirve dejarles grandes o pequeñas fortunas si no se acompaña de una sólida formación en valores y administración de los recursos. 
Hay miles de casos en que a la segunda o tercer generación se les acusa de despilfarrar las herencias y quedar en una posición económica nada digna.
Por lo pronto, si te es posible, trata de aprovechar estos atractivos descuentos que solamente se dan en septiembre.